¿Os imagináis que una mañana de estas, al pasar con despiste y sueño por los anuncios por palabras del periódico, os encontráseis uno que dijese esto?:

Muchacha imperfecta busca hombre imperfecto
de 32, exige lectura
de Ovidio, ofrece: a) dos pechos de paloma,
b) toda su piel liviana
para los besos, c) mirada
verde para desafiar el infortunio
de las tormentas;
no va a las casas
ni tiene teléfono, acepta
imantación por pensamiento. No es Venus;
tiene la voracidad de Venus.

Se trata de un poema del poeta chileno Gonzalo Rojas (Lebu 1917, Santiago 2011) titulado “Enigma de la deseosa”. Y no sé a vosotros, pero a mí me entran muchas ganas de leer a Ovidio, y de tener 32.

Anuncios