En muy pocas ocasiones se encuentran bandas decentes, y en muchas menos maravillosas, entre la marabunta de insoportables grupos, mayoritariamente superficiales, pretenciosos, vulgares, ridículos o simplemente malimitadores de un antepasado mejor con los que nos bombardean sin piedad ni buen gusto las emisoras de radiofórmulas.

Los “Arctic monkeys” son uno de esos alentadores ejemplos de quienes se salen de esa desasosegante rutina de música de plástico de usar y tirar. Renuevan nuestra desgastada pero inamovible pasión por la música y nos obligan a comprar discos que no corresponden a los clásicos de otro tiempo a los que tanto nos dedicamos y que tanto nos seducen.

Difíciles de clasificar, parecen moverse entre el indy, el britrock y un recientemente adquirido lirismo urbano muy bien llevado. En cualquier caso, la alqimia parece cada vez mejor, más perfecta y armoniosa.

El propio Mick Jagger le confesó en una entrevista a un periodista español que Alex Turner, el cantante, le recuerda mucho a él cuando empezaba con los Stones. Palabra de Jagger…

Aquí tenéis tres ejemplos de entre todas las buenas canciones que podéis encontrar en sus cuatro discos:
http://youtu.be/Lp1fQ51YZMM
http://youtu.be/ma9I9VBKPiw
http://youtu.be/1wznj4lD1Bs

Anuncios