A veces una idea nos ronda la cabeza, pero no somos capaces de plasmarla en un folio. O quizá es tan solo que no tenemos la paciencia o el tesón o el convencimiento de hacerlo.

Este texto describe a la perfección buena parte de los pensamientos que en torno a mi país me rondan la cabeza desde hace demasiado tiempo. Solo espero que dentro de algunos años, al releerlo, me parezca anticuado y en nada ajustado a la realidad.
http://t.co/Ibm24isZ

Anuncios