Tras haber vivido durante años en Montmartre, a mediados de 1897 Eric Satie (1866) había agotado todos sus recursos financieros, y tuvo que buscarse un alojamiento más barato, en una habitación no mucho más grande que un armario. Y dos años más tarde, después de componer las dos primeras series de Pièces froids en 1897 se mudó a Arcueil, en las afueras de París, cuyos diez kilómetros de distancia hasta el centro de la ciudad solía recorrer a pie, dada su aversión a los tranvías.

Desde 1919 estuvo en contacto con Tristan Tzara, fundador del movimiento Dadá. Y conoció a otros dadaistas, como Francis Picabia (que más tarde se pasaría al surrealismo),André Derain, Marcel Duchamp, Man Ray, etc. El día que conoció a éste último, crearon el primer readymade de Man Ray: El Regalo (1921). Además, Satie participó en la publicación dadaísta 391. Y en los primeros meses de 1922 se vio envuelto en la discusión entre Tzara y André Breton sobre la verdadera naturaleza de la vanguardia artística, resumida en el fracaso del Congreso de París. Inicialmente Satie se alineó con Tzara, pero se las arregló para mantener buenas relaciones con ambas partes.

Hasta el año de su muerte en 1925, absolutamente nadie excepto él entró a su habitación en Arcueil desde que se mudara veintisiete años antes. Lo que sus amigos descubrieron ahí, después de su entierro en el cementerio de Arcueil, tenía el encanto de la tumba de Tutankamon; además del polvo y las telarañas (lo cual, entre otras cosas, aclaró que Satie jamás compuso usando su piano), descubrieron numerosos objetos: una colección de unos cien paraguas, algunos aparentemente jamás usados; el retrato que le hizo su amiga y durante un tiempo amante Suzanne Valadon en 1893; cartas de amor y dibujos de la época de Valadon; otras cartas de todos los períodos de su vida; su colección de dibujos de edificios medievales (desde entonces sus amigos empezaron a ver la relación entre Satie y ciertos anuncios de periódico anónimos acerca de «castillos de plomo» y cosas parecidas); otros dibujos y textos de valor autobiográfico y otras cosas memorables de todos los periodos de su vida, entre ellos siete trajes de terciopelo del periodo conocido como el del «caballero de terciopelo».
http://youtu.be/q7DBoiyBoJ8

Anuncios