Sé que debiera serlo. Pero no soy una de esas personas capaces de leer semanalmente a multitud de columnistas de diferentes periódicos y bandos políticos distantes. Apenas llego a leer los textos de opinión de dos o tres. Y ni siqiera cada semana. Debe ser una enorme falta de constancia o tenacidad que trataré de corregir.

Solo hay uno a cuya cita intento no faltar cada día. Se trata de Josep Ramoneda, que realiza su análisis de la jornada al final de cada edición del programa de radio de la Cadena SER Hora 25.

Lo interesante de Ramoneda es que, al margen de verter su opinión explícita sobre los diversos asuntos acaecidos cada día, trata de situarlos en y desde un ilustradísimo contexto histórico y cultural, humanista, filosófico, sociológico y del pensamiento político.

Además, siempre encuentra un momento para sacar a relucir alguna cita interesantísima sobre un libro que está leyendo en esos momentos, o sobre uno que leyó hace tiempo y que ajusta con los acontecimientos presentes.

O relata un encuentro que ha mantenido con un pensador o cualquier otra persona relevante, extrayendo alguna lección. O describe un viaje a una ciudad o un país en unas pocas líneas con magistral capacidad de síntesis y profundidad.

En definitiva, siempre que escucho el bestiario de Ramoneda aprendo a cómo y a qué pensar. Para mí él es una especie de divulgador del pensamiento lúcido de nuestro tiempo. Y es una suerte que lo haga en nuestro idioma.

http://youtu.be/NN-BrT1rLW0

Anuncios