Ayer se cumplían veinte años de la muerte de la gran Marlene Dietrich. Y resulta imposible no rememorar, entre otras cosas, la atmósfera nocturna y crepuscular del local del ángel azul en el que ella seducía al público desde el escenario.
http://youtu.be/HaZDiKRT1is
http://youtu.be/MO0lUXnAs-U

Anuncios