Hay valerosas y admirables personas que cruzan sin miedo las fronteras de lo que se supone que es posible, y hacen saltar las barreras físicas y síqicas que constriñen el desarrollo de la sociedad. Son estas quienes marcan el camino y abren brecha para los que
permanecemos expectantes en la retaguardia, con ansias de avanzar hasta el frente. Laura Martínez, una chef completamente ciega que triunfa en Chicago, es una de ellas.
http://t.co/mUkOT7tz

Anuncios