Escuché por primera vez esta canción en Londres, en un viejo walkman, en el verano de mis dieciocho. Y aún me sigue gustando y transmitiendo cosas.

Ahora que la reviso para escribir estas pocas líneas, veo que no ha perdido vigencia y que tiene muy buena vejez.

http://youtu.be/hfWEPu0w-7w

Anuncios