A muchos no se nos escapa que, por decirlo de forma sutil, en lo que a los concursos literarios se refiere, las cosas no son lo que parecen. Por ejemplo, recientemente hemos asisstido a la impostada y pomposa teatralización de la ceremonia de resolución y entrega del premio Planeta. Y, por decirlo de forma sutil, no cuela.

Lógicamente, la poesía no está al margen de este mal. Y así nos va… Esta noticia es la prueba de ello:
http://www.diariodeburgos.es/noticia/Z3D60CD2D-DDBE-1B23-E3F1629188182037/20121027/polemica/decision/jurado/cuestiona/limpieza/premio/ciudad/burgos

Anuncios