Esta mañana he escuchado una frase muy acertada en la radio
pronunciada por Carlos Barrabés: a China le conviene llevarse bien con el mundo y viceversa. En este sentido, Barrabés ha explicado que la crissis también está afectando duramente al gigante asiático y que estamos a las puertas de la celebración del próximo congreso del Partido Comunista en el que se decidirá el rumbo de ese país para los diez años siguientes, mientras se destapan las enormes corruptelas de las élites políticas.

Con estos dos relevantes factores sobre la mesa, y dada la globalidad de la economía y la política postmodernas, cabe pensar que ese mismo rumbo afecte de forma determinante al resto de los países más si cabe de lo que lo ha hecho hasta el momento. Sobre todo teniendo en cuenta que el cambio va a ser la fuerza motriz tanto dentro como fuera de China.

Por tanto, todo depende de cómo los mandatarios chinos decidan relacionarse con las otras potencias, con sus vecinos y su propia ciudadanía. De ahí lo acertado de la reflexión de Barrabés y el interés que en muchos de nosotros suscita China.

“Hablan los chinos” es un libro excelente que muestra China a pie de calle, a través de los ojos de la periodista Ana Fuentes. Ana ha conversado con diez personas de diversa condición para trasladar al lector una visión sobre la realidad del país desde muy distintos ángulos: un niño de papá, una joven adicta a Internet, un abogado pro derechos laborales represaliado, un taxista, una prostituta en la sombra, una periodista, una empresaria, un trabajador emigrado a la capital, una mujer inmersa en un matrimonio tapadera con un homosexual y un viejo maestro de artes marciales.

Estas diez historias conforman un fresco carente de tópicos y estereotipos, y sitúan al lector lejos de los aburridos tratados de economía y política o los discursos idealistas. El texto está trufado de vida, paisajes urbanos, opiniones y datos, y ahonda en las verdaderas preocupaciones, motivaciones y aspiraciones de los 10 protagonistas.

Con este libro Ana manifiesta una sencilla intención de comprender y explicar qué es y qué va a ser China, esa compleja civilización a la que un día Blas de Otero aseguró que iría a orientarse. Y creo que lo consigue.

En esta entrevista Ana Fuentes explica los detalles del libro: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=DjgaVR7OKyM

Anuncios